Estudio de impacto realizado por el RACE

El RACE, junto al club de automovilistas alemán ADAC, ha llevado a cabo unas pruebas de impacto para comprobar los beneficios del airbag en las prendas para motoristas.

Para realizar estas pruebas se ha seleccionado 3 sistemas de airbag de motocicleta compatibles con chaquetas textiles de moto, independientemente de que existan más modelos en el mercado lanzados por otros proveedores. Los productos en cuestión difieren en el tamaño (área de superficie) del airbag, el número de generadores de gas, comodidad, interfaz de usuario, conectividad y uso en general.

El vehículo escogido para realizar el test de impacto fue una motocicleta Suzuki Bandit GFS 600 debido a su amplia presencia en nuestras calles mientras que el vehículo contra el que colisiona es un turismo tipo, para el cual se usó modelos idénticos para cada uno de los tests.

El objetivo de la prueba era determinar los tiempos de intervención de los distintos sistemas de airbag escogidos. En el test de impacto realizado, la motocicleta y el maniquí impactan contra un coche de forma lateral a una velocidad de 50km/h. En el test se midió el tiempo que pasaba entre el primer contacto con el vehículo y el despliegue completo del airbag, lo que se tradujo en la protección que disfruta el ocupante gracias al airbag una vez sucede el impacto.

La razón por la que se eligió esta configuración de accidente urbano para el test de impacto es debido a que una evaluación de los datos de accidentes realizado en Europa demuestra que más del 60% de los accidentes de moto se producen con otros vehículos implicados. La mitad de estos accidentes son causados por un error del conductor, principalmente el no respetar la prioridad del vehículo que aparece por la derecha. Asimismo, los chalecos con airbag son más efectivos a partir de aproximadamente 50km/h,

Lo que realmente quería demostrar este test es qué protección tenía el maniquí a su disposición antes de que impactara contra el vehículo, dentro de aproximadamente menos de 120ms tras el contacto inicial, y posteriormente, en el segundo impacto que se produce contra el suelo.

Los 3 chalecos/chaquetas testados han obtenido una valoración de BUENA, demostrándose que en un impacto a 50km/h los airbags se activan en menos de una décima de segundo (80 milisegundos) para proporcionar protección adicional a la espalda y pecho del motorista. Asimismo, estas pruebas han comprobado que el tiempo de intervención logrado de 80ms es suficientemente corto como para que los airbags confieran protección antes de que el motorista impacte contra los elementos rígidos del vehículo o en una segunda colisión contra el suelo.